fbpx

El mobbing o acoso laboral: la ausencia del control del estado

Mobbing o acoso laboral: la ausencia del estado

Mobbing o acoso laboral

Mobbing o acoso laboral

El mobbing o también llamado psicoterror laboral es una violencia psicológica ejercida por terceras personas por un determinado tiempo sobre otra persona.

Es evidente que uno de los grandes problemas en el Ministerio de Trabajo y Ministerio de Salud es la falta de profesionales que puedan hacer valer su condición de ente contralor en contra del mobbing. Y en este caso en particular, no hablamos de falta de presupuesto. Hablamos de negligencia.

Después de la publicación del artículo ´Salas de lactancia y guarderías: ¿las empresas cumplen la ley?´ recibimos decenas de denuncias de mujeres y madres acerca de empresas que utilizan la violencia psicológica para que mujeres embarazadas y/o madres que retoman sus funciones laborales después del permiso por maternidad puedan renunciar. Esta situación es gravísima y criminal.

Organismo nacionales e internacionales

De hecho la ONU a través de la OIT indica el acoso laboral o mobbing como un problema de salud pública. El código laboral paraguayo y la ley 5508 ampara y protege a la mujer en todo el proceso de embarazo. Y posteriormente a la madre y el padre del bebé recién nacido.

Entonces, ¿quién debería hacerse responsable de este gran problema?

Definitivamente, la autoridad gubernamental es la primera responsable del actuar criminal de muchas empresas. Y seguidamente, es la propia empresa que sabiendo que dicho proceder es un delito, lo hace sin contemplación alguna.

 


También le puede interesar:


 

¿Cómo podemos reconocer  si somos víctimas del mobbing?

Para ninguna persona es fácil aceptar o relacionar el acoso laboral, ya que es una situación peculiar. No obstante, si usted relaciona su situación con algunos de los siguientes ejemplos, es muy probable que este sufriendo esta violencia psicológica laboral.

    • Asignar trabajos sin valor o utilidad alguna.
    • Rebajar a la persona asignándole trabajos por debajo de su capacidad profesional o sus competencias habituales.
    • Ejercer contra la persona una presión indebida o arbitraria para realizar su trabajo.
    • Trasladar a la persona a lugares donde no existe un ambiente laboral saludable o con mínimas condiciones para ejercer su trabajo.
    • Desvalorar sistemáticamente su esfuerzo o éxito profesional o atribuirlo a otros factores o a terceros.
    • Evaluar su trabajo de manera inequitativa o de forma sesgada.
    • Amplificar y dramatizar de manera injustificada errores pequeños o intrascendentes.
    • Menospreciar o menoscabar personal o profesionalmente a la persona.
    • Asignar plazos de ejecución o cargas de trabajo irrazonables.
    • Restringir las probabilidades de comunicarse, hablar o reunirse con el superior.
    • Ningunear, ignorar, excluir o hacer el vacío, fingir no verle o hacerle invisible.

Caso real de mobbing (empresa de alimentos)

Tatiana (nombre falso) contó su historia en etapa de embarazo: Cuando tenía 26 semanas quisieron desvincularme y pude mantenerme firme. Luego a las 34 me pidieron de vuelta. Ahí formule la denuncia en el ministerio. En todo ese tiempo que estuve ahí sufrí las peores humillaciones que hizo que mi parto se adelante. El gerente de ahí me perseguía incluso decía que iba a hacer que me cansara y renuncie. A mi me dijo no me servis… anda a tejer a tu casa para ganar plata. Sos una promiscua por eso estas así.**

* Reservamos el anonimato de nuestra fuente para protegerla de eventuales consecuencias negativas.
** Este sólo es un fragmento de la historia completa.


Realidad y consecuencias del Mobbing

Ahora bien, esta situación no acaba aquí, lamentablemente muchas empresas logran su objetivo, ya que después de semanas de acoso laboral el trabajador o trabajadora decide renunciar. La empresa sale victoriosa. Y la persona afectada queda sin empleo y con serios problemas psicológicos que podrían incluso terminar en el suicidio.

El rol del estado brilla por su ausencia, los ministerios de trabajo y salud, no tienen ningún informe público que respalde el control o la cantidad de denuncias hasta la fecha.

Y a raíz de esta ausencia, es que, vimos la necesidad de iniciar un primer artículo de conocimiento público.

Sí sabes de alguna persona que atraviesa esta situación, es importante que muestres apoyo y comprensión. Son temas que las personas afectadas no lo comentan con facilidad por vergüenza y temor.

Todos tenemos derechos, pero en la gran mayoría, no los conocemos y por ello abusan de trabajadores, consumidores y usuarios.

 

Los consumidores y usuarios opinan