Llamarse Bianca no se ajusta a la interpretación “ética” del gobierno

Llamarse Bianca no se ajusta a la interpretación “ética” del gobierno

Una bebé conocida por Bianca, que está luchando por su vida desde hace más de 1 año, no tuvo el seguimiento ni el apoyo del gobierno de Mario Abdo Benítez y su Ministro de Salud, Julio Mazzoleni.

La sociedad paraguaya ha tenido un año de virus de corrupción política más grande y letal que la propia pandemia por Coronavirus Covid19.

Editorial Defensa al Consumidor

La familia de la bebé Bianca han atravesado momentos muy difíciles desde que su pequeña hija fuera diagnosticada con Atrofia Muscular Espinal. Recorrieron todas las instancias posibles para hacer frente a los costosos tratamientos de su niña. Y así, mantenerla con vida.

De hecho, la bebé recibió el apoyo de miles de ciudadanos que sumaron su granito de arena para conseguir el gran objetivo que trazaron sus padres: esperanza de vida a Bianca.

Bianca no recibió apoyo de Mazzoleni

La familia no recibió la ayuda de un estado, y mucho menos la atención de su Ministro de Salud, Julio Mazzoleni, que ya se salvó de una enorme crisis de corrupción dentro de su equipo de confianza. Y que ojo, goza del total apoyo del presidente Benítez y un cheque en blanco millonario (en dólares americanos).

Es una verdadera bofetada a la sociedad, el sólo hecho de negar la asistencia a una niña que nació en territorio nacional.

Una bebé que no tiene la culpa de haber llegado a la vida con una enfermedad genética que ataca sus neuronas motoras en su médula espinal.

Unos padres que siguen luchando, por la vida de su hija, y que cuentan con gran parte del dinero para iniciar un tratamiento sumamente costoso.

El gobierno no prioriza agenda para los niños

Una vez más, los niños no son los primeros en la agenda de un gobierno que brilla por sus acciones corruptas. Quizá muchos ya olvidaron el caso de Renato, donde por la falta de autoridad del Ministerio de Salud como ente rector, el caso, ha quedado en el olvido.

Ahora bien, ¿hasta cuándo permitiremos que el político juegue con la vida? ¿Hasta cuándo nuestra estupidez y resignación permitirá que gente sin compromiso a la vida nos gobierne? ¿Acaso no es momento de convertir a nuestro país en un país modelo? ¿Los políticos han mejorado la salud? ¿Dónde están los fondos de las binacionales?

En fin, hay muchas preguntas que no tendrán una respuesta si no tomamos decisiones correctas. Pero, sobre todo, nada cambiará sino decidimos cambiar a los políticos de siempre. Ellos nos están quitando la oportunidad de ser un país desarrollado y con mejores oportunidades.

Aprender de los errores

Si algo debemos aprender de esta lacra social, es que, debemos educar a nuestros hijos en valores sociales. Y no en la sumisión de idolatrar a un gobernante que fue elegido para ser empleado nuestro.

Ayudemos a la familia de Bianca, será el mejor regalo de Navidad para nuestra bebé paraguaya.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *