Universidades, el CONES y la ANEAES ¿Legales o irregulares?

Universidades y la intervención del CONES

[kkstarratings]

Durante la últimas semanas hemos sido testigos de las diferentes intervenciones, cierres de carrera y clausura de facultades por parte del CONES. Hasta la fecha las instituciones educativas intervenidas y clausuradas a causa de irregularidades en la habilitación de una o varias carreras por el CONES son:

  • Universidad Politécnica y Artística del Paraguay (UPAP) – 2017
  • Universidad Autónoma del Sur (UNASUR) – 2017
  • Universidad Internacional Tres Fronteras – 2017
  • Universidad María Auxiliadora -2017
  • Universidad Hispano Guaraní -2017
  • Universidad Autónoma de San Sebastían de San Lorenzo – 2017
  • Instituto Interregional – 2017 (Levantamiento de proceso)
  • Instituto Latianoamericano – 2016 (Clausurado)
  • Instituto Santa Librada – 2015 (Clausurado)

(Datos recabados de la página oficial del CONES: cones.gov.py)

Aclaraciones

Antes de profundizar entre un argumento de universidad legal o irregular debemos aclarar el escenario sobre tres básicas instancias: Creación por ley/decreto (Estado), habilitación a través del Consejo Nacional de Educación Superior (CONES) y la acreditación por parte de la Agencia Nacional de Evaluación y Acreditación de la Educación Superior (ANEAES). La primera se encarga de la creación de una casa de estudios, en este caso la universidad. Por otra parte, el CONES será el ente responsable de habilitar las carreras universitarias a nivel nacional. Y finalmente, la ANEAES será la institución encargada de evaluar la calidad de la enseñanza en diferentes niveles o estándares.

Cuota de responsabilidad

Ahora bien, basándonos en estas tres etapas acerca de la creación, funcionamiento y calidad, advertimos que hay una cuota importante de responsabilidad por parte de las tres instancias, una de la otra es directa responsable de permitir el funcionamiento irregular de las universidades. Por lo cual, el sólo hecho de clausurar una facultad años después y tiempo atrás no haber aplicado las normativas vigentes nos da un claro reflejo de suma irresponsabilidad. El alumno en este caso, es un consumidor legalmente amparado, y las instituciones del estado tienen la obligación de hacer un seguimiento a los procesos donde el consumidor este desprotegido y sus derechos hayan sido vulnerados.


También le puede interesar: ¿Somos o estamos vulnerables?


Todos los alumnos que ahora son victimas de este descontrol educativo tienen un sueño truncado, en muchos casos las puertas cerradas en otras instituciones que a raíz de esta situación no desean matricular y convalidar las materias ya cursadas en otras universidades. A todo ello, la huella profunda que dejará en estos jóvenes, muchos de ellos seguramente sin ganas de volver a estudiar por el temor y la experiencia vivida. Por tales circunstancias, surgen preguntas sobre esta coyuntura educativa en crisis: ¿Es suficiente clausurar las facultades? ¿Por qué ninguna institución del estado ha iniciado acciones legales contra los dueños y rectores? ¿Hasta qué punto es responsable un Rector? ¿Los profesores estaban en conocimiento de la situación?

El rol de MEC

El Ministerio de Educación y Ciencias (MEC) como rector máximo del sistema educativo tiene la obligación de iniciar procesos de responsabilidad, acciones que conduzcan siempre a la equidad y la justicia en favor del estudiante. Y, de la misma manera, fortalecer el rol del CONES y la ANEAES, pero ojo, sin olvidar que es el propio Ministro la máxima autoridad y por lo tanto, que los criterios de habilitación y certificación vayan en una única dirección.

Por lo tanto, respondiendo la pregunta planteada: ¿Universidades legales o irregulares? Con seguridad son legales. Sin embargo, carecen de un proceso regular para un funcionamiento de calidad. No sólo a nivel de documentaciones, también a nivel de infraestructura: bibliotecas, número insuficiente de aulas, espacios académicos, etc. Así pues, el CONES y la ANEAES deberán sumar esfuerzos para regularizar la situación de las 54 universidades.